Ay pena

Elisa Cepedal

3 Abril 2012

16mm transferido HD, 19’55”

Volver al mismo sitio, lo que se dice volver, es imposible. Con el paso del tiempo, irremediablemente, el mundo cambia. Los conocidos se hacen así extraños, al tiempo que el espacio que antes dominábamos se transforma en algo nuevo. Incluso aunque parezca que el reloj se ha detenido y las cosas, en nuestra ausencia, hayan permanecido iguales. Como en un western de John Ford, ante el umbral del hogar, a veces es imposible volver a entrar por la puerta y sentir que todo se retoma en el instante donde lo habíamos dejado. A pesar de que parecen sinónimos, extrañeza y nostalgia no son necesariamente lo mismo: en nuestra mente, todos los paisajes remiten o recuerdan a algún otro que, en realidad, no es nunca el mismo.