Puentes mutantes (2010)

Vídeo, 16:9, HD, 3-6’ Maquetas, tamaño y técnica variable; planos, dibujos y montajes

Nuestros puentes actuales, herencia del pensamiento ilustrado, sólo sirven para aquello que era su motivo principal de existencia: ir de A a B. Pero la ciudadanía los utiliza para otras cosas, aunque en situaciones que van de lo alegal a lo ilegal. Las personas han dado un nombre a aquello que un puente les permite hacer sin permitírselo: puenting.

OSS defiende la idea de que una vez que se decide construir un puente no cuesta mucho más incorporar una o varias opciones de uso en el diseño. Parte del proyecto del puente debería convertirse, así, en el pensamiento al respecto de cómo ese puente podría ser utilizado por otros usuarios trans-especie. Por su propia naturaleza, una gran cantidad de puentes pasan por paisajes espectaculares, entre montañas, en entornos que podrían incluso beneficiarse de un nuevo hábitat. En Asturias, con sus montañas y valles cayendo en el mar, la autovía que los atraviesa, el turismo cada vez más extendido y su situación privilegiada en relación al Camino de Santiago, los puentes o viaductos podrían ofrecer otros servicios aparte del paso indiferente de coches y mercancías a alta velocidad. Podrían ofrecer pequeños hoteles mínimos y de características especiales para distintas especies animales (entre ellas las personas); poder tomar un té en una cápsula que se balancea con el viento en el vacío, diversos tipos de trampolín, saltos y juegos con el agua; lugares para vistas espectaculares, pasos peatonales y de bicicletas entre laderas de montañas de otro modo inaccesibles; y, en fin, el espectáculo mismo de la acción y la actividad de las personas a una escala que pertenece al valle y no a la estructuración de un territorio mucho mayor.

El mínimo coste extra de incorporar estas modificaciones, estas nuevas funciones, podría ser fácilmente compensado con sus beneficios sociales, ecológicos, culturales y económicos. Estas adiciones también pueden ser aplicadas a un puente ya construido. El proyecto de OSS para Habitar es sobre el Puente de Silva, con vistas espectaculares al Océano Atlántico y con una altura y posición espectaculares. Los Puentes mutantes serían los primeros símbolos de una sociedad más abierta, más permisiva y múltiple.

Agradecimientos: Proyecto comenzado materialmente gracias a la 2Bienal de Canarias; Ángela Ruiz; Juanma Palerm; Ignacio García-Arango Cienfuegos, Jefe de Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias; Reyes Canga, Jefa del Gabinete de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio e Infraestructuras, Principado de Asturias; Sara Verd

Ángel Borrego

Ángel Borrego es Doctor arquitecto por ETSA-Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y MArch por la Universidad de Princeton donde fue becario Ful- bright.

Mediateca Expandida. Habitar
27
May
2010
8
Nov
2010

Habitar es un recorrido por nuevos escenarios urbanos emergentes, un catálogo de ...

Sugerencias
Aprendiendo de las Cuencas 05/11/2014 19:00

Presentación de la publicación que recoge la investigación realizada con ocasión de la ...

LABoral acoge este miércoles la presentación del libro Aprendiendo de las Cuencas LABoral acoge este miércoles la presentación del libro Aprendiendo de las Cuencas

La publicación recoge la investigación realizada con ocasión de la exposición coproducida por ...

Arquitectura meteorológica (2010)

Papel sobre tablas, ordenador

Los Carpinteros

Marco Antonio Castillo y Dagoberto Rodríguez Sánchez nacieron en Camagüey, Cuba, 1971, y Villa ...

IaaC

Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (España)

Artefactos Mutantes

Ana Martínez

Barcelona, 1978. Arquitecta y co-fundadora del Colectivo Sima.

Claudia Joskowicz

Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 1968

Henri Plaat, 2010

Imagen de cámara estenopeica, transferencia a HD. 6’45’’

Colectivo Volumínica

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar